Se podría decir que la victoria de los Cubs de Chicago ha sido el suceso del ámbito deportivo. La final de la serie mundial de béisbol ha sido un enfrentamiento de adrenalina pura para los fanáticos que pudieron presenciar el enfrentamiento de los Cubs contra los Indians de Cleveland.

foto de Chicagotribune

foto de Chicagotribune

La eterna espera por parte de los fanáticos de los Cubs de Chicago

Lo más emocionante de todo esto, es que los fieles a los Cubs de Chicagos han estado esperando 108 años para poder saborear la victoria de otra serie mundial de béisbol. Y es que los fieles a los ¨cachorros¨ no han perdido la esperanza y estaban convencidos que los eternos perdedores rompiera con una racha que ya sobrepasaba tres generaciones.

 Mucho ha pasado durante estos últimos 108 años, Estados Unidos de América no solía ser lo que es hoy en día, y parece que eras más probable que el hombre llegara a la luna a que los cachorros de chicago obtuvieran su tercer título en la serie mundial.

Un final de película

Parece que la historia fue escrita por un guionista de Hollywood, ya que los Cubs de Chicago iban perdiendo contra los Indians de Cleveland 3-1 y lograron remontar para empatar con sus contrincantes, obligando a si un séptimo juego que le dio la victoria y rompió con una mala racha de más de cien años.

Nadie en el mundo del béisbol olvidará esta remontada histórica.

Los fieles a los Cubs celebran a lo grande

Los fieles a los cachorros celebraron todo lo que no habían podido celebrar su padres, abuelos y bisabuelos por más de 100 años; y es que los fanáticos entre llantos y sonrisas escalaban las paredes del estadio, cercas y muros para poder expresar su emoción.  Incluso, el afamado comediante, Bill Murray compartío su cerveza con otros fanáticos.

Lo más emotivo fue cuando los fans escribieron el nombre de sus seres queridos que murieron antes de ver a su equipo romper la mala racha. Definitivamente fue una noche para recordar.